La gran mayoría de las dietas milagrosas, por no decir todas, tienen algo en común, no funcionan a largo plazo, y lo que es peor puede producir a la larga un efecto rebote que nos producirá más insatisfacción. Según una encuesta realizada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ocho de cada diez personas que han hecho dietas milagrosas fracasan, de los cuales un 75% habían hecho una dieta previa.

Los datos son desalentadores, la mayoría de la gente pierde aproximadamente el mismo peso con todas las dietas milagrosas, pero si nos fijamos en los resultados a largo plazo, es decir, personas que hicieron alguna dieta hace dos, tres o cuatro años, las diferencias son mínimas.

 

Dietas milagrosas una verdad incomoda.

 

La situación se agrava cuando damos por sentado que la gran mayoría de las personas basan sus decisiones a la hora de comer en el sabor de la comida, precio y comodidad, dejando en último lugar si la comida que come es lo suficientemente saludable.

Es un hecho, la salud no guía nuestras decisiones a la hora de comer y, es más, el cuerpo humano está diseñado para mantener el peso cueste lo que cueste. Entonces, ¿Existe una estrategia efectiva?, ¿Nos podemos deshacer de nuestro sobrepeso? Trust The Process Challenge explica las claves.

 

Enhorabuena, ya has terminado la Trust The Process Challenge.

 

Trust The Process Challenge

 

Tanto como si tu objetivo era la pérdida de peso, como era la de ganar masa muscular, enhorabuena ya has conseguido cambios significativos en tu cuerpo basados en la combinación de deporte, dieta, mindfulness y control del sueño.

¿Pero, qué ocurrirá a partir de ahora? Pues bien, algo muy normal, que te apetecerá comerte una buena paella, tomarte una copa de ese alcohol que tanto deseas o saborear un buen helado. No pasa nada por perder los papeles por un día, siempre y cuando tengamos en mente nuestro objetivo final, mantenernos sanos. Un plato de carbohidratos o un dulce lleno de azúcar en un momento puntual no nos hará engordar más.

La Trust The Process Challenge by Fit Corner Mallorca debe ser considerada por sus usuarios como un juego que permite aprender a llevar un estilo de vida saludable que tendrás que mantener a lo largo de tu vida. El secreto del éxito se encuentra en tener la fuerza de voluntad necesaria para mantener la dieta y el deporte, pese a que un día puntual decidas saltártelos.

No podremos mantener un estilo vida saludable a lo largo de nuestra vida si solo pensamos en el aspecto físico, por eso será más recomendable y factible tener objetivos de salud para manterner la dieta y el deporte a lo largo de nuestra vida. Se trata de un pequeño cambio de mentalidad que sin duda producirá grandes cambios a largo plazo.

Existen multitud de modernas dietas milagrosas que dicen ser la panacea para tratar la obesidad y el sobre peso, como la dieta duncan, la dieta del grupo sanguíneo o la dieta del aire (consiste en comer literalmente aire), nosotros hablaremos en este artículo de una forma de alimentarse que ya conocían nuestros abuelos. A continuación las claves.

 

1.- Las dietas milagrosas, una engañosa obsesión por ser esbeltos que hace aumentar nuestra inseguridad.

 

La cultura popular muestra en revistas de fitness, en televisión, mundo de la moda y publicidad, cuerpos perfectos que nada tienen que ver con la realidad. Siendo sinceros, la industria de la moda intenta convencernos de que no debemos estar satisfechos con nuestro aspecto físico, para luego, ofrecernos una solución compuestas de dietas milagrosas o entrenamientos imposibles que prometen unos envidiables abdominales en treinta días.

Te vamos a decir un secreto, te están vendiendo un producto irrealizable basado en mentiras y falsas promesas, que no se corresponden con criterios basados en la salud, productos con los que acabarás decepcionado y con los que no conseguirás jamás esos cuerpos irreales que solo consiguen aquellas personas que viven por y para el deporte.

 

Productos y dietas milagrosas irrealizables basadas en mentiras y falsas promesas.

 

dietas milagrosas

Modelo después de pasar por el programa Photoshop

Un ejemplo claro de lo que exponemos es la denuncia realizada por usuarios de las redes sociales, que afirman que dos de las modelos que protagonizan la portada de la revista Vogue, Gigi Hadid y Ashley Graham, han sido retocadas para hacer que luzcan más delgadas. Aún hay más, los escándalos protagonizados por supuestos retoques fotográficos están a la orden del día. Unos brazos más delgados, una tez más blanca y limpia de imperfecciones o una nariz más afinada son algunos de los casos que vemos en las portadas de las revistas, tal y como publica la Vanguardia.

La historia nos dice que las revistas de fitness y de moda están llenas de famosos narrando historias sobre dietas milagrosas y ejercicios imposibles para tener un cuerpo esbelto, seamos claros, no es de la salud de lo que se habla en este tipo de revistas sino de apariencia. Incluso si el tema del artículo es la salud, el foco del mismo se basa en la apariencia. La apariencia es importante, pero ¿no lo debería ser más la salud?

Haciendo ejercicio físico y comiendo sano no tendrás necesariamente unos abdominales espectaculares, pero obtendrás algo mejor, beneficios para la salud y mayor calidad de vida.

 

2.- ¿Hay alguna dieta que nos mantenga sanos y de buen ver sin que sea una dieta milagrosa?

 

Imaginemos ahora que existe un conocimiento antiguo que nos permite comer frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, aceites, carnes, pescados y vino con moderación. ¿Suena bien verdad? Un conocimiento que haya sido nombrada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. ¿Quieres más?

“En un estudio realizado en 2012 en una muestra de 11.015 universitarios, se constató que las personas que seguían con regularidad una dieta mediterránea, obtuvieron mejor puntuación en la escala “Health-Related Quality of Life (HRQOL)”. Esta escala se relaciona con la calidad de vida, que incluye variables de salud tanto físicas como mentales”. – Wikipedia

Piramide_dieta_mediterranea

De Diet per – http://www.dietasperu.com/, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=61218562

Estimado lector has leído bien, hablamos de la dieta mediterránea. Olvídate para siempre de hacer dietas milagrosas de dudosa reputación y adopta la dieta mediterránea. Se trata de una dieta que es más que eso, es la cultura del saborear un plato de comida deliciosa junto a la familia, saborear un vaso de exquisito vino, pasando por la famosa siesta española y la realización de ejercicio físico. Un potente todo en uno. Como hemos dicho no es una dieta es la cultura mediterránea.

El seguimiento de la dieta mediterránea, además de ayudar a controlar el peso e incrementar la sensación de bienestar físico, mejora del funcionamiento de diversos órganos, como el riñón y el corazón. Asimismo, se ha descubierto que la tasa de mortalidad por cáncer es inferior entre quienes la practican que en los países del norte de Europa o de América, que tienden a abusar más de comida rápida, los alimentos precocinados y las grasas.

 

 

3.- Encuentra la motivación, llénate de energía.

 

Fit Corner Mallorca

 

Ni el mejor de los entrenamientos combinado con la dieta mediterránea tendrá éxito sin energía y motivación. Para mantener la energía, recuerda que tendrás que descansar lo necesario, realizar deporte, comer adecuadamente, practicar ejercicios de mindfulness, escucharte, estar en contacto con la naturaleza, tener paz interior, etc.

¿Cómo se encuentra la motivación? Pues la principal premisa es mantener un objetivo realista que permita divertirse mientras vas paso a paso. De nada sirve marcarse un objetivo a largo plazo sin escalas intermedias que puedas festejar en el momento de alcanzarlas. Sin duda, pensar en los beneficios que te reportarán las escalas intermedias de un objetivo hará que se mantenga la motivación.

Además, para mantener la motivación será necesario entrenar en un sitio bonito y agradable rodeada de gente con objetivos similares al tuyo.